ALIMENTACION Y NUTRICION DE LOS CHILENOS

$18,370 $14,696

¿Cómo se alimenta la población de Chile? ¿Cual es su situación nutricional? Este libro divulga los principales resultados de la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario -realizada por encargo del Ministerio de Salud- la cual permitió conocer las características de la alimentación en el país. Se trata de un trabajo complejo por el alcance nacional que buscó representar, por la envergadura de las encuestas realizadas, y por los desafíos que implica el análisis de la vasta información obtenida.
Los resultados muestran una situación alimentaria y nutricional alarmante. La población, que mayoritariamente ha superado los problemas de acceso a alimentos básicos, se ve ahora asediada por una oferta alimentaria abundante que incluye gran cantidad de opciones no saludables. En ese escenario se constata que las guías alimentarias ministeriales dirigidas a orientar la elección personal de alimentos saludables son escasamente observadas por la población, lo que sugiere que se requieren políticas paradisminuir el sobrepeso y la obesidad en Chile.
El libro contribuye a difundir esta importante encuesta nacional, la cual establece una línea de base alimentaria y nutricional con la que habrá que comparar futuras encuestas, a fin de monitorear eventuales cambios, tan necesarios, en la alimentación de la población.

SINDEMIA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

$17,000 $13,600

En el libro se destaca cómo las crisis concomitantes que ha vivido Chile en el último tiempo (ambiental, social, económica y sanitaria) se entrelazan a través del sistema alimentario, generando un escenario de “sindemia”, en el cual las distintas problemáticas se agudizan mutuamente y las vulnerabilidades quedan más en evidencia que nunca. En ello, se recogen las implicancias para la seguridad alimentaria de estas crisis concomitantes, es decir para el acceso físico y económico a suficiente alimento que sea seguro, nutritivo y atingente. En el caso de Chile, el país ha experimentado en las últimas décadas una muy marcada transición nutricional, que ha significado un cambio a nivel poblacional en la ingesta dietética, es decir, en la alimentación promedio, de alto consumo de frutas, verduras y granos a alimentos ultraprocesados. Las consecuencias de esta transición han sido la “pandemia” de la obesidad que experimentamos a nivel país, así como las enfermedades crónicas relacionadas con la nutrición, las cuales son la principal 10 causa de mortalidad nacional. Por tanto, el país ya venía arrastrando desequilibrios graves en relación con la seguridad alimentaria, que ahora corren el riesgo de agudizarse.